Brigid Berlin. Transgredir el punto de cruz.


bridgid_berlin_tablod_needlepoint

Brigid Berlin con dos pugs que llevan collares

Brigid Berlin ha cambiado su fervor moderno por fervor republicano. Sigue siendo excesiva. Igual que iba en topless continuamente en los setenta, con parecida controversia ha paseado por NY con una chapa de McCaine en la solapa. Prefiere no hablar de política. Borda, teje, quiere a sus perros y colecciona hortalizas de porcelana y cosas con bull dogs franceses (pugs): cojines, slippers, cajitas y cuadros. Su apartamento confiesa que es rica. Tiene miles de cintas grabadas con conversaciones de La Factory. Dicen que el afán documentador de Warhol es una deuda de Berlin, su mejor amiga durante más de 30 años. Sus obras de punto de cruz cuestionan las temáticas ladylikes tradicionales. Nada menos punto de cruz que bordar a Keith Richards.

Brigid Berlin Tabloid Ladylike

Muestra de las 15 portadas de tabloides que Brigid Berlin diseñó para una exposición en la galería John McWinnie & Glenn Horowitz,                 Noviembre de 2008.

Fuente y fotos de su apartamento aquí

+ There are no comments

Add yours