Brigid Berlin era una rebelde con causa, cabrear a su madre


Brigid Berlin Troublemaker

Brigid Berlin es la superstar rechoncha de las fotos de la Factory. Como muchas de las estrellas de Warhol fue una niña rica. Su padre fue durante 50 años el jefe de todo el grupo mediático Hearst y su madre, Honey Berlin, fue una socialité amiga de la duquesa de Windsor (autora de la frase: “nunca se está lo suficientemente delgada ni se es lo suficientemente rica”). Honey Berlin compartía con su amiga duquesa la parafilia con la delgadez y vivió como un tormento tener una hija con sobrepeso. A los doce años le daba dinero por cada kilo que conseguía perder a base de anfetaminas y dexedrina. Brigid nunca pudo adelgazar realmente y no fue la debutante que quiso su madre sino una trouble maker. Como dijo una vez Bob Callacello: “Brigid era una rebelde sin causa, su única causa era cabrear a su madre”. Leer sobre Brigid Berlin es leer sobre su madre. Sobre las esperanzas que depositaban las socialités en sus hijas y sobre lo que ocurre cuando un cachorro del uptown encuentra su identidad en el downtown. Brigid Berlin encontró a su familia en la Factory, fue recepcionista de las oficinas en los ochenta y se la podía encontraba siempre en el front desk tejiendo. Brigid Berlin es la superstar que enseña las tetas en las fotos. El primer icono mass media en mostrar libre y modernamente un cuerpo femenino rechoncho. Respect.

Honey BerlinHoney Berlin, madre de Brigid Berlin

+ There are no comments

Add yours