Cabbage Patch Kids o las muñecas de Martha Nelson


Martha Nelson Cabbage Pach Kids HerstoryLa historia no contada de las mujeres es perversa cuando el argumento es algo como: chica tiene una idea, chico le roba la idea y chico se hace famoso, billonario o ambas cosas. Cuando la justicia, bien la de los juzgados bien la poética, saldan la deuda del reconocimiento de la mujer, la tragedia cesa pero desequilibrio perpetrado no.

Marta Nelson era una artista de Kentucky que en los setenta empezó a elaborar a mano una muñecas con cara de col. Venían acompañadas de una carta en la que la muñeca explicaba quién era, de dónde venía, lo que le gustaba hacer y un certificado de adopción. Todas eran diferentes y parecían bebés. Enseguida empezaron a tener mucho éxito y una de las tiendas que las distribuía empezó a venderlas muy caras. Martha se opuso. Enseguida, el dependiente Xavier Roberts le plagió las muñecas sin piedad, las empezó a fabricar en masa y a ponerles su firma en el culo. De nuevo, todas eran diferentes, todas adoptables, todas explicaban su historia y sí, tenían las mismas caras y cuerpos que las creaciones de Martha. Eran mediados de los ochenta y América empezó a volverse loca por las muñecas con cara de col. Se reportaron heridas en varios centros comerciales entre gente que quería comprarlas. Xavier Roberts empezó a ejercer de famoso y a gustarse apropiándose del proceso creativo de Martha. “Las empecé haciendo a mano una a una. Sólo soy un chico que ha tenido una buena idea.”
gallery-1429654255-martha-nelson-doll-babies-5-deAlgunas de las muñecas de Martha Nelson
La historia de las Cabbage Pach Kids recorre todas las vértebras del espinazo pop. Vice vino para hacer justicia y darnos a conocer la historia en este minidocumental en el que cuenta la historia, se comparten fotografías preciosas y cuenta el desenlace de las Cabbage Patch Kids como caso de éxito del mercado de masas y de la historia no contada de una mujer que tuvo una buena idea, una buena vida y una familia orgullosa de ella. Gracias a ellos y a Vice conocemos la historia de Martha Nelson.
Gracias Vice!

+ There are no comments

Add yours