Christina Dodwell


Exploradora Christina Dodwell

La última de una raza de exploradoras genuinas

Los viajes de Christina Dodwell empezaron con una bendición de su madre a los 24 años: “Vete a descubrir mundo y mándame una carta de vez en cuando, si no recibo nada en tres meses empezaré a preocuparme”. Hereda la tradición de las grandes viajeras del XIX y XX, Gertrude Bell, Annie Taylor, Isabella Bird, Freya Stark y Ella Maillart. Su propia abuela ya había sido exploradora en China en la época de los Señores de la Guerra (1916-1928). Christina, la última de una raza de exploradoras sin satélite, nació en Nigeria y ha recorrido todo el mundo a caballo, siempre sola, legando nueve libros y cientos de documentales para la BBC. Frágil, alta y delgada, alguna veces tuvo que vestirse de hombre para evitar problemas, otras tuvo que peinarse como una maestra para ser tratada con respeto. “Ir con camisetitas, pantalón corto y dando grititos, trae problemas”. Afirma haber sido mejor acogida y haber llegado más cerca de los pueblos en sus viajes siendo mujer. “Enseguida los niños y las mujeres al verme viajando sola sobre un caballo me mezclaban con ellos”. Actualmente vive en una granja de Oxfordshire con su marido pero le gustaría vivir en una cabaña sin electricidad en Kampchatka.

+ There are no comments

Add yours