Käthe Kollwitz, realismo sombrío



Kith Kollwitz never_again_war Herstory

Nie Wieder Krieg. 1924.

A Käthe Kollwitz le debemos el “Never Again War”.

“Fue una de las grandes artistas gráficas del siglo xx, pero su obra es muy poco conocida, tal vez porque siempre realizó grabados, litografías y linóleos de fuerte carga social, en tonos de un realismo sombrío. Expresó como pocos el dolor, la extenuación causada por la explotación física y el embrutecimiento derivado de unas condiciones de vida miserables. Al principio de la Primera Guerra Mundial, murió en el frente su hijo segundo hijo Peter. Este suceso trágico acrecentó su pacifismo, presente en muchas obras posteriores. Käthe tardó dieciocho años en concluir una composición de dos esculturas para la tumba de su hijo. Dos de sus mejores obras de temática antibelicista son dos grupos de figuras de bronce, Mujeres de soldados diciendo adiós y Torre de madres (1937). Mientras se preparaba la exposición en la que se mostraría este trabajo, los nazis llegaron al poder y prohibieron su participación en ella aduciendo que en el Tercer Reich no debían ser las mujeres quienes defendieran a sus propios hijos sino el propio Estado. Fue obligada también a dimitir de la Academia Prusiana en la que trabajaba como profesora y a abandonar su estudio. Murió refugiada en el campo, mientras su nieta le leía Goethe, su autor preferido”.

“Amazonas con pincel”. Victoria Combalía.

Käthe Kollwitz

“…A veces mis padres me decían: Pese a todo, hay cosas agradables en la vida. ¿Por qué muestras tan sólo el lado oscuro? A esto, nada podía contestar. Sencillamente no me interesaba. Pero quiero insistir nuevamente en lo siguiente: al principio prácticamente no fueron ni la piedad, ni la compasión las que me movían a representar la vida proletaria; simplemente, ésta me parecía bella. Como dijo Zola o algún otro: le beau c’est le laid.”

kollwitz-kathe-1867-1945-germa-die-mutter-932529-500-500-932529

+ There are no comments

Add yours