La Bella Otero


Por la señora de la foto se suicidaron siete hombres

Carolina Otero era gallega. Amasó una fortuna de 16 millones de dólares de la época como escort. La Belle Epoque emancipó a las cortesanas de-toda-la-vida transformándolas en profesionales independientes. Se las llamaba horizontales o demimondaines. Demimondaine era un concepto asociado a drogas, vida disoluta, promiscuidad y gasto obsceno en viajes, casinos, sirvientes, moda y casas. Las triada más cotizada eran: La Bella Otero, Liane de Pougy y Emilienne d’Alençon. Convivían con las clases más altas alejadas de la norma burguesa. Eran admiradas, deseadas y se convirtieron en las mujeres más ricas de su época. Mientras el resto de las mujeres se vendían en matrimonio, ellas decían alquilarse.

El primer hombre que murió por la Bella Otero era un actor que le propuso fugarse. Cuando ella se negó, se tiró al Sena. El segundo fue su mentor que se suicidó con gas cuando ella aceptó un contrato con la competencia. Más. Un pretendiente al que no quiso conocer saltó despechado desde la habitación del hotel que compartían con una nota que decía: ‘Si tu no quieres conocerme, yo no quiero seguir viviendo’. El mismo día, un conde polaco dejó un ramo de flores delante de su casa de la Rue Pierre Charron y se pegó un tiro. Otro aristócrata francés se suicidó en los baños del Casino de Montecarlo con una nota para ella que decía: ‘Me mato porque no tengo nada que ofrecerte”. La siguiente víctima fue Jaques Payen, le ofreció 10.000 francos por pasar una noche juntos. Recibió la contestación de que la Srta. Otero no aceptaba limosnas, murió esa noche en el pabellón chino del Bois de Boulogne. El último fue un estudiante pobre y joven que se llamaba Edmond. Carolina lo había invitado un vez a su casa, incluso a su dormitorio. ‘Me producía una pena enorme verlo día tras día delante de mi casa, medio muerto de hambre y de frío. Un día antes de irse me dijo que solo tenía una cosa para darme, que me haría recordarle siempre. Yo pensé que sería un dibujo pero jamás pensé que se tratase de su propia vida”. Pocos días más tarde Edmond se tiró bajo las ruedas de su carruaje mientras ella paseaba cerca del Bois de Boulogne.

fuente: Carmen Posadas. Las Bella Otero. Planeta Agostini. 2001.

Wikipedia

+ There are no comments

Add yours