La historia de la foto de Dorothea Tanning jugando al ajedrez


Dorothea Tanning Max Ernst playing ChessMax Ernst y Dorothea Tanning jugando al ajedrez en su casa de Sedona (Arizona) fotografiados por Lee Miller en 1946.

En enero de 1943, Art of this Century, la galería neoyorquina de Peggy Guggemheim, organizó una exposición colectiva de 31 artistas mujeres. Max Ernst, pintor surrealista y marido de Peggy Guggenheim, fue el encargado de visitar los estudios de las artistas y hacer la selección final de las obras. Como no podía ser de otra manera dado el historial de infidelidades que acumulaba Ernst y porque siempre se ha especulado con la idea que él estaba con Guggenheim porque pudo sacarlo de Europa en la Segunda Guerra Mundial y promocionar su arte, Max Ernst se enamoró de una de las artistas elegidas para la muestra, Dorothea Tanning.

Tanning cuenta en sus memorias cómo Max llegó a su estudio un día de invierno, con nieve. Se fijó en un autorretrato y le preguntó cómo se titulaba. Cuando Dorothea le dijo que no lo había pensado, él le dijo que debía llamarlo “Birthday”. A ella la idea le pareció estupenda. Estuvieron jugando al ajedrez muchas horas hasta que dejó de nevar. Al día siguiente volvió por allí para jugar otra partida. “Los días sucesivos nos dedicamos a jugar al ajedrez sin parar. Las capas calicinales de una cáscara antigua, o el decoro, me mantuvieron sentada en aquella silla puritana en lugar de tumbada en la cama. Hasta que pasó una semana y entonces ya vino para quedarse”. “Solo tardó unas horas en mudarse. No se habló del tema. Fue como si de repente él hubiese encontrado su casa”.

Dorothea Tanning y Max Ernst jugando al ajedrezYa mayores, Max Ernst y Dorothea Tanning, jugando al ajedrez con los Levy, unos amigos.

Fuente: Peggy Guggenheim. Francine Prose. Turner Noema. Pag.178

 

+ There are no comments

Add yours