Maria Lejárraga


Maria Lejárraga Autora Teatral Herstory

Qué mirada más triste

María Lejárraga es la contradicción feminista hecha persona. Es imposible separar su vida de la de su marido: Gregorio Martínez, un hombre feísimo y débil al que le escribía novelas y éxitos teatrales cuando llegaba por la noche de su trabajo como maestra. Algunas se hicieron muy famosas, como Canción de Cuna. Con el éxito vino que él se enamorara de la primera estrella de su compañía Catalina Bárcena y que se hiciera empresario teatral. Nunca pudo dejar a María porque la necesitaba escribiendo. En 1906 ella se metió al mar de Barcelona y un hombre pudo sacarla antes de que se ahogara. A partir de 1917 empezó a escribir, ensayos, libros y conferencias feministas, también firmados por él. Es la parte más rocambolesca. Durante la República, María recuperó el habla: empezó a dar conferencias en su propio nombre, se alistó socialista y se presentó a las elecciones, llegando a ser diputada. Con problemas económicos, ya anciana y viuda “véome obligada a proclamar mi maternidad”, tuvo que pelear la autoría de sus obras con la hija que su marido había tenido con Catalina Bárcena para poder cobrar los derechos. Los suyos.


+ There are no comments

Add yours